Leche de almendras

Una buena forma de substituir lácteos en nuestra alimentación manteniendo la cantidad  necesaria  de proteínas en nuestra dieta es preparando leches vegetales a partir de frutos secos como  almendras, anacardos, avellanas, nueces, etc.

Es sencillo y mucho mas económico que comprar las preparadas que llevan un montón de ingredientes innecesarios. Este preparado lleva únicamente dos ingredientes básicos: agua filtrada y almendras. Opcional aroma de vainilla y dátiles si queremos endulzar un poco.

Lo primero que hay que hacer es dejar los frutos secos (en este caso las almendras) en remojo al menos ocho horas; al cabo de ese tiempo escurrimos el agua.

Ponemos las almendras en una picadora de alta velocidad y agregamos cuatro partes de agua por una de almendras y batimos durante 1 minuto. Si queremos endulzarlo, echaremos un par de dátiles y un chorrito de extracto de vainilla y una pizca de sal.

Colamos la mezcla para separar la pulpa de la leche con una tela de gasa.

Escurrimos bien para retirar toda la leche.

Y aqui esta nuestra deliciosa leche de almendras lista para tomar. Se conserva en el frigorífico de tres a cinco días.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *